En el embarazo

FUENTE: Instituto Latinoamericano del Huevo

El huevo es una excelente opción para que la mujer gestante cubra sus requerimientos nutricionales. Una porción de huevos (dos unidades medianas) brinda casi la mitad de las necesidades energéticas extras, así como la totalidad de las necesidades adicionales de proteínas durante esta etapa. También provee cantidades significativas de nutrientes esenciales durante la gestación, como vitamina B12, folato, zinc y colina. El consumo de huevo se recomienda como parte de una alimentación saludable que incluya cereales integrales, frutas, verduras, pescado, carnes magras y grasas insaturadas.

  1. Muchas madres embarazadas no cubren sus necesidades de energía. Para ello, la Asociación Norteamericana de Nutrición recomienda consumir pequeñas porciones compuestas de alimentos altamente digeribles y nutritivos como el maravilloso huevo. Dos huevos medianos proveen el 56% de las necesidades extras de energía en la mujer gestante.
  2. El huevo es un alimento altamente nutritivo con bajo valor energético; ideal para la mujer gestante con sobrepeso.
  3. El huevo es una fuente de alta calidad proteica, al brindar todos los aminoácidos esenciales para el adecuado crecimiento y desarrollo del feto. Dos huevos proveen 13,3 g de proteínas ó casi el 100% de las necesidades adicionales de proteínas durante la gestación.
  4. La inclusión del huevo en la dieta de una mujer gestante vegetariana es muy útil, al proveer todos los aminoácidos esenciales para el crecimiento y desarrollo del bebé.
  5. Los ácidos grasos esenciales (omega 3 y omega 6) son vitales para el desarrollo cerebral y neurológico del feto y neonato. Dos huevos proveen, en promedio, el 5% de las necesidades de omega 6 y el 6% de las necesidades de omega 3 durante la gestación.
  6. Las necesidades de vitamina D en la mujer embarazada se incrementan en casi un 300%.  Un huevo provee el 20% de las necesidades de vitamina D durante la gestación.
  7. El folato es esencial para la prevención de los desórdenes congénitos del niño, como la espina bífida. Por tanto, las necesidades de este nutriente son mayores antes de la concepción y en las primeras semanas de gestación. Cabe resaltar, que investigadores canadienses han comprobado que la biodisponibilidad del folato del huevo es mayor a aquella de los alimentos enriquecidos con este nutriente y a la de suplementos. Dos huevos aportan casi el 25% de las necesidades de folato durante la gestación.  
  8. Los requerimientos de vitamina B12 se encuentran incrementados en la gestación y lactancia, no habiendo problema de ello en la población general a excepción de la población vegetariana. Los vegetarianos son advertidos constantemente de consumir esta vitamina en forma de suplemento para alcanzar sus necesidades diarias. Un huevo ofrece un tercio de las necesidades adicionales de vitamina B12 durante la gestación.
  9. El zinc es sumamente importante durante la gestación, ya que su deficiencia se encuentra asociada a retardo del crecimiento, partos prematuros, anormalidades en el feto, así como hipertensión inducida por el embarazo y complicaciones de la madre durante el parto. Dos huevos proveen el 25% de las necesidades adicionales de zinc durante la gestación.
  10. La colina es un nutriente esencial para el desarrollo normal del cerebro y sistema nervioso del feto y del infante, y juega un rol importante en el funcionamiento nervioso y cerebral materno. Dos huevos proveen más del 100% de las necesidades de colina durante la gestación. 

Relacionados

© 2015 Fenavi, Todos los Derechos Reservados | Legal